Poema Errante (Íntegro)


   En 1985 se encontró una tumba en las cercanías de lo que fue el Castillo Azuchi, en la provincia de Omi, Japón. En el interior no se halló ningún cuerpo, sólo el fragmento de un poema.

   25 años después, en 2010 un grupo de historiadores localizó un almacén secreto, donde encontraba la parte restante del texto junto a numerosas cartas y documentos que ayudaban a intuir la existencia de un guerrero olvidado.

   Ese poema me inspiró a escribir las historias del samurai sin nombre. Esta es la traducción al español desde el japonés. Sigue leyendo

Anuncios