Estado

Lecturas


Diario de escritor 17

No es ningún secreto que para conseguir ser un buen escritor, se debe haber leído mucho antes.

Las principales tareas de cualquier proyecto de escritor deben ser; poner muchas palabras en montones de páginas de su puño y letra, y también leer todo lo que se le ponga al alcance. Se aprende por observación he imitación y para ello, los hombres y mujeres que han llenado la historia de páginas a su paso son fundamentales. Sigue leyendo

Estado

Cuando muere un héroe


“NO LO VEAS COMO ‘MORIRSE’, PIÉNSALO COMO UN IRSE TEMPRANO PARA EVITAR EL TRÁFICO”.

Sir Terry Pratchett 1948 – 2015

Ayer fue un día triste, hoy lo sigue siendo. Una tortuga de proporciones astronómicas se desplaza por el espacio llevando sobre su caparazón a cuatro elefantes que cargan a cuestas el disco que es el mundo. Siguen adelante en movimiento perpetuo, con todas las aventuras y locuras que ello impliquen; pues mientras sus libros sigan siendo abiertos traerán risas y reflexión por doquier.  Pero a partir de ahora lo harán sin que su creador y arquitecto dibuje las líneas de su existencia. Sigue leyendo

Estado

Ideas de escritor. parte2: los consejos que nos da la almohada


Diario de escritor 14

En esta ocasión pienso hablarte de otra de esas minas de las que un escritor puede sacar la inspiración. Bueno, si es que encuentro una idea con la que poder contártela.

Te juro que lo he intentado una y mil veces. Tengo dos horas frente al teclado, pero la pantalla sigue en blanco. Hoy es otro de esos o días. No surgen las ideas y no surgirán si no hacemos algo al respecto. Sigue leyendo

Estado

¿Futuro?


Diario de escritor 12

Hace unos días se me presentaba el gran honor de ser premiado con uno de esos premios inventados que crecen como setas por la blogosfera. Lo digo, que quede claro, sin atisbo de sarcasmo en el tono. Ya que para ser premiado con uno de estos, debes estar en la mente de tus compañeros (al menos de uno). La mayoría de pretendidos premios de verdad son poco más que política y marketing. Tengo mis convicciones muy firmemente arraigadas y no pienso cambiarlas bajo ningún concepto…  (con la única salvedad de que me toque uno de esos grandes premios a mí.)
Sigue leyendo