Sobre mí…

¿Por qué escribo?

   Antes que nada deben saber, ustedes ávidos lectores, que escribir no es algo que me apasione. No sé si lo que escribo es bueno o simplemente mediocre, eso es algo que ha de juzgar aquel que, se aventure a leer las líneas que humildemente aquí expongo, para el placer o tortura de cada quién. Pero ya sean buenas o malas las historias que comparto con ustedes, las tenía en la mente empujándose unas a otras con la necesidad imperiosa de salir a la luz. Como he dicho, a mí no me gusta escribir, pero las ideas en mi cabeza sí que querían ser escritas. Y por ellas pienso hacer el intento.

   Soy una persona a la que le gusta coleccionar. Colecciono libros, películas, cómics, y en general todo aquello que sea susceptible de contar una historia. Pero en realidad no cualquier historia, sino sólo aquellas que merecen ser contadas. Para mí, un relato merece ser contado cuando, no sólo te explica un suceso, mientras te es relatado debe hacerte pensar, plantearte dudas, hacerte sentir emoción, ser épico, tener misterios, de los cuales sus preguntas son más importantes que las respuestas, viajes y aventuras en los que sus personajes nunca serán los mismos que cuando partieron, y a ser posible nada del mundo volverá a ser igual. Cuentos en los que su final y su inicio se juntan en uno, formando un círculo en el que todo está conectado. Esa son las historias que merece la pena contar y las que me gustaría poder escribir.

   Y para eso escribo este blog. Contar historias así de grandes es demasiado pretencioso, así que contaré de momento pequeñas historias. Relatos que aunque sean cortos en extensión, no deberían serlo en profundidad, pues espero que valgan la pena de ser contados. Dicen que hay que escribir mil cosas malas para sacar una buena. Así pues, si escribo lo suficiente lo conseguiré. Sean ustedes los jueces.

   Como me gusta coleccionar, está será mi humilde colección de historias, tiene que haber para todos los gustos sin excepción. Drama, comedia, romance, misterio, fantasía, ciencia-ficción e incluso realidad. Tratar de que este universo en blanco se convierta en una librería de mi mente. Y con ello abrir sus puertas a quién la quiera visitar.

   Gracias por leer este universo en blanco. Con suerte cada semana tendrá una pagina más.

12 comentarios en “Sobre mí…

  1. Ianna dijo:

    Hola,

    Te escribo aquí después de leer tus cuatro relatos. Me encanta el fondo de tus historias, y las cuentas muy bien. En general creo que en algunos momentos alomejor das demasiada información, se ve muy nítida la moral de la historia, pero bueno esto es cuestión de gustos supongo, de todas formas no te hace perder las ganas de seguir leyendo y en los finales siempre aportas algo nuevo pero que cierra bien la historia. El que más me ha gustado es “Un sitio en ninguna parte” y el que menos “El mensaje”, este último porque la parte de las manos por las que pasan me hizo desconectarme un poco emocionalmente, pero por lo demás genial.
    He visto a través de esta ventana tu mundo y me he dado cuenta que viven muchos valores que estaría bien recordar más a menudo.

    Te seguiré leyendo, que con mi visión pesimista de la humanidad me vendrá muy bien.

    ¡Saludos! 😀

    Me gusta

  2. Ianna dijo:

    Es solo mi sensación, no estoy nada cualificada para valorar tu escrito más que como lectora que siente así que antes de hacerme caso yo esperaría una opinión más experta, jejeje, te lo dije porque a mi me gustaría que me dijeran estas cosillas. Espero que las hayas percibido con buena fe y respeto, y recibirlas de vuelta cuando lo consideres. 🙂

    Me gusta

  3. De verdad te agradezco la crítica, el mayor miedo que tenía era que o no me dijeran nada o sólo me dijesen cosas buenas. La verdad es que espero con los brazos abiertos que me digan cuando algo que escribo no es bueno. Vamos, que si es malísimo también quiero que me lo digan.

    En cuanto a las historias, fíjate por donde, a mí la que mas me gusta es la del mensaje, quizás sea verdad que genera un punto extraño lo de los otros personajes, pero me pareció la única forma de contar la historia de la botella a través del mundo. Y nuevamente la que menos me gusta es la de un sitio en ningún lugar, ya que es la que menos desarrolle, los personajes no existen y tampoco hay una historia especifica. Lo que tiene de bueno esa historia y si que me gusta es que cada quien puede crear a través de ella la historia que quiera, incluso el final podría ser interpretado de varias maneras.

    Ah una cosita más, son 5 y no 4 las historias que he publicado hasta el mensaje, ¿te has descontado o te falta alguna por leer?

    Bueno, un saludo y muchísimas gracias por tus comentarios y por tu critica.

    Me gusta

  4. Esteve dijo:

    Hola Luis.

    Hasta ahora no tuve tiempo de leer más de tus fabulosas historias, y aún me quedan un par por terminar. Realmente me gustan MUCHO… y no es peloteo… son muy muy buenas.
    El único consejo que se me ocurre es este:
    Escribe cómo si nadie vaya a ver tu blog… pero un día todo el mundo lo fuera a leer.
    Cómo en la vida… actuar cómo si a nadie le importase… pero un día todo el mundo fuera a juzgar nuestros actos.

    Salut !

    Me gusta

    • Muchas gracias David. Espero que te guste el blog. Por mi parte siempre me han gustado tus relatos y aunque últimamente no me paso mucho por falsaria, veo que has subido mucho en los puestos de valoración. Sigo pensando que “el reino robado” era un relato digno de publicar y aun así el menos votado. Que lastima.
      En fin, bienvenido y que disfrutes de universos en blanco.

      Me gusta

  5. Luis:

    Me llamo Ariana, aunque puedes llamarme por mi seudónimo Karuna.

    Hace mucho tiempo leí esta breve reflexión con respecto tu vida en el mundo de la escritura y ahora me animo a escribirte una breve opinión con respecto a tu texto.

    Aprecio tu sinceridad, cuando indicas que la escritura no es lo que más anhelas para vivir de ella; aunque yo siento que te contradices en que no te gusta del todo escribir, porque veo que eres un gran coleccionista de todo lo relacionado con lectura y arte hasta preocuparte por esquematizar tus ideas para crear una gran historia.

    Otra cosa que quiero decir es que comparto contigo que la opinión de los demás es importante, pero yo creo que la persona indicada en decir que te gustó o no tu texto y se puede mejorar, eres tú.

    Bueno, hasta aquí termino con mi reflexión sobre tu texto.

    Saludos Karuna ^^

    Me gusta

    • Hola Karuna.
      Como bien dices, en mi propia descripción caigo en contradicciones. No en vano la mayoría de las personas somos paradojas andantes. Yo sólo soy uno más del montón. Me gusta más idear historias que el proceso de teclearlas o garabatearlas en papel, aunque quizás es una exageración decir que no me gusta escribir. Sí me gusta, pero hay días en que desearía poder trasladar mis pensamientos al papel sin la intermediación del brazo y el lápiz.
      Sobre la opinión de los demás. Es cierto que uno mismo debe ser el que se valore e incluso con la mayor rigurosidad de todas. Pero como a mí me gusta gran parte de lo que escribo, sería poco modesto expresarlo aquí, por eso prefiero que sean los demás los que me aloren y desengañen de ser necesario. Aunque bien visto creo que acabo de expresar que me gusta lo que escribo. Que poco modesto de mi parte. Va, que quede entre tú y yo. 😉

      Te agradezco mucho tu opinión y comentario, espero seguir leyéndote por mi rincón.

      Me gusta

  6. Te animo a seguir contando historias y te dejo unas palabras de Antonio Machado…

    «Escribir para el pueblo –decía mi maestro– ¡qué más quisiera yo! Deseoso de escribir para el pueblo, aprendí de él cuanto pude, mucho menos –claro está– de lo que él sabe. Escribir para el pueblo es, por de pronto, escribir para el hombre de nuestra raza, de nuestra tierra, de nuestra habla, tres cosas de inagotable contenido que no acabamos nunca de conocer. Y es mucho más, porque escribir para el pueblo nos obliga a rebasar las fronteras de nuestra patria, es escribir también para los hombres de otras razas, de otras tierras y de otras lenguas. Escribir para el pueblo es llamarse Cervantes, en España, Shakespeare, en Inglaterra, Tolstoi, en Rusia. Es el milagro de los genios de la palabra. Tal vez alguno de ellos lo realizó sin saberlo, sin haberlo deseado siquiera. Día llegará en que sea la más consciente y suprema aspiración del poeta. En cuanto a mí, mero aprendiz de gay-saber, no creo haber pasado de folk-lorista, aprendiz, a mi modo, de saber popular.»

    Artículo “Sobre la defensa y la difusión de la cultura.- El poeta y el pueblo” publicado en La Vanguardia el 16 de julio de 1937.

    Abrazos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s